Entrevistamos a Gustavo Mateos, CTO de Referion, una emprea centrada en Referral Marketing y NPS.

Con Gustavo tratamos algunos aspectos del Producto Digital desde la perspectiva de la tecnología.

Entrevista a Gustavo Mateos, CTO de Referion

Cuéntanos sobre tu experiencia laboral

Soy un Ingeniero de Telecomunicaciones “frustrado” (con énfasis en las comillas) que nunca llegó a ejercer como tal, ya que desde mis primeros trabajos me orienté más hacia el mundo del desarrollo de software que al de las telecomunicaciones, y siempre en proyectos muy enfocados hacia el mundo Internet. Después de casi 20 años en el sector he pasado por múltiples empresas, desde las muy grandes a las muy pequeñas. Si tengo que elegir me quedo con estás últimas, aunque en el fondo todas las muy pequeñas quieren convertirse en las muy grandes :)

Empecé mi carrera en plena eclosión de las “puntocom” y en los últimos años, o lustros, asisto y participo del auge de las “estártaps” (vale, startups).

También he coqueteado varias veces a lo largo de mi carrera con el mundo del emprendimiento empresarial en mis propias carnes, montando mi propia consultora de desarrollo de software, trabajando muchos años como freelance, alternando un poquito en el mundo del diseño gráfico, y hasta colaborando en la creación de un sello discográfico.

Nunca me he visto a mi mismo como el típico “geek” tecnológico, tengo muy en el fondo alma de artista (esta vez sí que aplica lo de frustrado), y creo que eso es muy bueno en este campo de las tecnologías de la información y los productos digitales a la hora de mantener una cierta apertura de miras y una perspectiva amplia de las cosas.

¿Cómo fue tu primera toma de contacto con un producto digital?

Es una pregunta complicada porque de alguna manera todos los proyectos en los que he participado durante mi carrera laboral eran y son de alguna forma productos digitales, porque si nos paramos a pensarlo en realidad…¿qué es un producto digital? Ah! vale, que esa es la siguiente pregunta de la entrevista :)

Recuerdo que mi primer desarrollo fue un “carrito de la compra” con su pasarela de pagos, de cuando estas cosas se tenían que implementar de cero. De ahí a las plataformas de referral marketing y NPS en las que trabajo actualmente, pasando por decenas de aplicaciones y servicios web hasta juegos para móviles. Creo que no he contestado a la pregunta, pero creo que se me entiende mejor así.

¿Qué es para ti un producto digital?

Qué buena pregunta. Es un concepto ambiguo, o que cuando menos admite muchas posibles definiciones. Uno de esos conceptos que se entiende mejor de lo que se explica, ¿no?

Si me tengo que mojar diría que un producto digital es todo aquello que no es un producto analógico. Ya, ya, peco de generalista tal vez. Tengo la sensación de que aquí en realidad aquí queremos hablar de productos digitales entendidos como servicios que se ofrecen, se consumen, y se consuman a través de Internet y que usan de la magia de las Tecnologías de la Información para poder hacerse realidad.

Sin duda el mundo de “la nube”, la dich…la famosa nube ha revolucionado e impulsado el concepto en los últimos años, si bien como digo yo tengo la sensación de haber estado trabajando con productos digitales, y creando productos digitales, toda mi vida adulta.

Y ya que menciono la irrupción de la nube quizá es justo hacer alusión a los móviles (tablets, etc.) por su papel protagónico en la revolución tecnológica que vivimos, como lo tendrán (o está teniendo ya) la inteligencia artificial, la robótica, etc.

¿Cuál es el principal error que cometen las empresas a la hora de diseñar un producto digital?

Desde mi ignorancia, que llevo muchos años cultivando, diría que el principal error, o uno de ellos, es olvidarse del enfoque “lean” a la hora de diseñar los productos. Lanzar e invertir en ideas que no han sido propiamente contrastadas con el mercado y el usuario final.

El cliente manda, por muy bueno y bien pensado que esté tu producto “te lo vas a comer con patatas” - si se me permite la expresión- si no estás creando el producto que la gente quiere consumir. Por muy buena que sea, o parezca la idea, no inviertas todo tu dinero en hacerla sin haber comprobado que vas por el buen camino.

¿Que crees que se necesitaría en España para que se convirtiera en un referente internacional en creación de producto digital?

Si hablo desde la experiencia, que es desde donde mejor puedo hablar, diré que cuando yo hice mis pinitos en el mundo del emprendimiento, el principal obstáculo que me encontré siempre fue la búsqueda de financiación.

Es verdad que se ha mejorado mucho en este campo y ahora hay más herramientas y canales, pero en general me daba la sensación de que en España la gente se sube al carro de las buenas ideas cuando la buena idea ya está hecha o casi hecha. O al menos así era hace unos años.

Hoy en día se empieza a manejar con más soltura el concepto de “business angels” y financiación de ideas semilla, pero cuando yo probé el emprendimiento eran los bancos los sitios a los que acudir, y las condiciones de financiación tenían muy poco de “business” y mucho menos de “angels”.

En sitios como Silicon Valley si vas con la idea del millón, alguien te dará ese millón, o dos millones, para que implementes la mejor versión posible de esa idea. Aquí mi experiencia es que los que arriesgan sus finanzas prefieren el enfoque conservador, y darte la décima parte, que ya si te va bien luego ponemos más. Estoy convencido de que si me atreviera a hacerlo de nuevo ahora, y no lo descarto, me iría mucho mejor en este aspecto.

Product Hackers Awards Candidaturas

¿En qué aspectos os fijáis a la hora de decidir un stack tecnológico sobre el que desarrollar un producto concreto?

Otra muy buena pregunta. La experiencia me dice que, como en tantas otras decisiones que la vida nos lanza, aquí no me alejo mucho de la realidad si digo que tiempo y dinero son los principales factores.

A mayor calidad del producto final mayor inversión y también mayores tiempos de desarrollo.

Mi consejo es dedicar el tiempo que haga falta a tomar estas decisiones hasta estar completamente seguro de haber escogido la mejor opción. Porque una vez que apuestes por una entonces sí que es difícil y costoso arrepentirse y cambiarlo todo después.

Otro consejo que yo daría es dejarse aconsejar, y si es posible, por gente que sepa mucho más que tu. Muchas veces uno prefiere seguir fiel a lo que conoce por el simple hecho de que ya lo conoce y cree que irá más rápido. Y puede ser que sea así, pero también puede que ir más rápido no redunde en tener un producto mejor, o que simplemente ni siquiera vayas más rápido porque lo podrías estar haciendo con otra tecnología mejor, o más moderna.

Deberíamos estar siempre abiertos a evolucionar, a incorporar adaptaciones, venga, lo voy a decir: a salir de nuestra zona de confort :)

No digo que por fuerza tengas que probar cosas nuevas, pero deja al menos que esas cosas nuevas entren dentro del proceso de decisión.

Por arrojar un poco de concreción a la respuesta, lo que sí tengo bastante claro es que casi cualquier cosa que tenga que desarrollar, a día de hoy, va a sostenerse sobre los pilares de Amazon AWS. Y a partir de ahí, vamos viendo…

¿Cómo conseguís balancear el uso de tecnologías más modernas y que puedan atraer más talento técnico con la deuda técnica que va adquiriendo el producto?

Como CTO en una pequeña startup me veo a menudo en la tesitura de tener que sacrificar la transición a tecnologías más modernas por el hecho de mantener unos tiempos de desarrollo razonables, ya siempre vamos muy ajustados de costes.

De nuevo es una cuestión de compromiso, de balance entre la necesaria modernización tecnológica que permita trabajar con las tecnologías más punteras y así tener equipos motivados, y el enfoque pragmático y realista que te mantiene con los pies en la tierra.

Desde dirección casi nunca va a ser buen momento para rehacer cosas por el simple hecho de que están obsoletas y de por tanto dedicar tiempo y dinero a un trabajo que no va a revertir en nuevas funcionalidades para el usuario final.

Mi papel en este caso es velar por la calidad técnica del producto pero sin perder de vista nunca la visión estratégica y de empresa, adoptando siempre las mejores elecciones tecnológicas pero sin comprometer los tiempos o los costes por encima de lo que nos podemos permitir.

En vuestro caso, ¿tenéis equipos separados de desarrollo de producto y de soporte o se cubren ambos aspectos desde el mismo equipo?

Cuando empezamos no estaba separado, todos teníamos que lidiar con todo. Y no será muy diferente, quiero pensar, en los comienzos de casi cualquier pequeña startup. Con el tiempo hemos intentado ir separando poco a poco el equipo de desarrollo del equipo de soporte técnico y a su vez del equipo de “customer success”, y es evidente que eso ha redundado en una mayor tranquilidad de todas las partes, empezando por los propios clientes.

¿Cuáles son los principales stoppers que os encontráis en el día a día en cuanto al desarrollo de producto y cómo los solucionáis?

Aquí tengo que ceñirme a nuestra propia experiencia actual. Somos muy poquitas “manos” en el equipo de desarrollo, y son muchísimas las cosas que nos gustaría hacer en el producto para convertirlo en la versión del producto que tenemos en nuestras cabezas.

Especialmente durante los primeros años resultaba muy frustrante ver como casi todo nuestro tiempo se consumía en “sobrevivir a lo que iba surgiendo cada día”, y tardamos mucho en hacernos conscientes de que es muy importante tener una misión, un plan a largo plazo y tratar de no desviarte del camino que lleva a ese objetivo o al menos de no desviarte tanto que llegue un momento en que no sepas (o puedas) volver al camino correcto.

Para los que estén leyendo esta entrevista, ¿por qué crees que deberían participar en los Product Hackers Awards si tienen algún producto digital?

Lo más obvio sería decir que por los suculentos premios con los que están premiado estos galardones, muy muy atractivos. Eso sí, es un concurso para “gente mayor” porque me consta que los proyectos que se están presentando son muy potentes y competitivos. Sin duda una iniciativa muy buena esta de los Product Hacker Awards, y muy bien organizada.

Product Hackers Awards Candidaturas