Entrevistamos a Eduardo Herranz, COO y Consultor principal de Virtual Voyagers, una empresa española que está revolucionando el mundo de la Realidad Virtual y Aumentada en todo el mundo con los proyectos más innovadaores en este área.

Con Eduardo tratamos algunos aspectos del Producto Digital desde la perspectiva de negocio.

Entrevista a Eduardo Herranz, COO de Virtual Voyagers

Cuéntanos sobre tu experiencia laboral

Nunca me atrajo trabajar para otros. Antes de terminar la universidad ya estaba pensando en montar mi propia empresa. Me puse a aprender cosas que no me enseñaron en la carrera (Ingeniería Informática), desde Flash a modelado y animación 3D, y a la aventura.

Como no tenía contactos, empecé a desfogarme con demos y un website interactivo para un negocio familiar, con la idea de aprender y conseguir un punto de partida. Justo después, mientras me sacaba el carnet de conducir, puse la cabeza como un bombo al dueño de la autoescuela y, al final me encargó la realización de su web.

Ahí empezó todo. Surgieron otros proyectos, se empezó a escalar y al llegar proyectos más grandes fundé Quinética con Raúl Becerra, el cual había sido el profesor de un curso de modelado y animación 3D que había hecho. Durante 8 años estuvimos desarrollando websites de todo tipo, estrategias digitales y de social media, SEO, SEM, …

Como me apasiona meterme en fregados, simultanee mi trabajo en Quinética con la dirección de tecnología (CTO) en la startup LookAd, donde ganamos el premio Ideateca a la mejor App en 2012 y aprendí una barbaridad del mundo start-up y, por supuesto, de Apps móviles. Tras ello, estuve llevando la parte digital en Branward donde profundicé en la realización de estrategias y consultoría digital. Desde hace 6 años trabajo como profesor asociado e investigador en la UC3M, mi segunda casa.

Los últimos 4 años llevo subido a la ola de la realidad virtual, aumentada y mixta donde he co-fundado Virtual Voyagers y ejerzo como COO y consultor. También estoy llevando la coordinación y mentoría en VR/MR con nuestros “hermanos” de UXER School, donde juntos impulsaremos en breve con fuerza iniciativas de formación sobre estos nuevos mundos inmersivos. Además, hemos co-fundado también Virtual Valley, una comunidad abierta de VR/MR.

¿Cómo fue tu primera toma de contacto con un producto digital?

Como CTO de LookAd (era una App como un Fever geolocalizado) es donde empecé a pensar en un producto digital en el sentido más amplio.

Antes de ello, siempre había estado enfocado a servicios y solía centrarme en hacer bien lo que me habían contratado. Sin embargo, en LookAd considerábamos todo. Desde tecnología, diseño, comunicación, marketing digital y analizábamos la experiencia de usuario de manera casi obsesiva.

En mayor o menor medida, todos estábamos implicados en todo. Le metíamos muchas horas e ilusión al asunto y buscábamos que el producto saliese al mercado “perfecto”. Digamos que nos salieron muchas cosas bien y la idea de partida se veía reflejada en el producto, pero fallamos a lo grande en el modelo de negocio.

Llegamos al mercado demasiado pronto y no lo supimos ver a tiempo para adaptarnos. Sea como fuera, fue un año de aprendizaje total y una experiencia única.

¿Qué es para ti un producto digital?

Cualquier tipo de producto cuyo núcleo de negocio resida o se soporte mayormente en cualquiera de la patas del ecosistema digital.

Me da igual que sea una web, una App, una SmartTV, aplicación IoT o de realidad virtual y aumentada, servicios en la nube o una mezcla de todo.

El caso es que su núcleo de negocio, o su principal canal de comunicación, esté soportado sobre el ecosistema digital.

¿Cuál es el principal error que cometen las empresas a la hora de diseñar un producto digital?

Lo primero de todo, no ser realistas con el estado del mercado. Creo que hay que distinguir muy bien lo que nos gustaría que fuera el mercado con lo que realmente es a día de hoy.¿Está preparado el mercado para aceptar el producto digital?

Después ya piensas en la experiencia de usuario o la tecnología. Sin un punto de partida realista no hay nada que hacer.

A la hora de conceptualizar productos digitales, mucha gente se hace trampas al solitario, y así mal andamos.

¿Que crees que se necesitaría en España para que se convirtiera en un referente internacional en creación de producto digital?

Incentivar un emprendimiento “sano” y el enfoque a producto desde la escuela. Desde hace un tiempo se percibe una burbuja absoluta en el mundo start-up y emprendimiento. Quizás impulsada por la crisis para aportar vías de autoempleo … no sé.

Pero te encuentras muchos productos digitales de poca aportación de valor, demasiado futuristas, o que directamente no tienen sentido, y que el mercado no te los compraría ahora, y lo mismo nunca.

Creo que hay responsabilizarse de verdad con todo el proceso y con el resultado. Implica riesgos pero limpiaría el mercado de producto “fake” y orientados a postureo.

Product Hackers Awards Candidaturas

¿Cuál es el impacto de un producto digital a nivel de negocio? ¿Se puede crear un negocio digital saludable sin el apoyo de un buen producto?

Te puedes dedicar a servicio y no hay problema, de hecho, es lo que hace la gran mayoría. El principal problema de esto es que se renuncia a la escalabilidad que puede aportar un buen producto digital.

En mi opinión, un producto digital debe hacerse teniendo las cosas claras y con la máxima calma financiera. Si para ello hay que rodarse antes en servicios digitales para lograr un colchón financiero, perfecto. Si no es suficiente ese colchón, tocará hablar con inversores y ahí ya puede pasar de todo.

¿Cómo conseguís alinear la evolución del producto con los intereses del negocio?

Mediante un análisis sensato que tenga en cuenta el feedback del usuario, cómo están evolucionando productos similares en el mercado…

Con todo esto, basta analizar los datos con objetividad y realizar los cambios necesarios lo antes posible. Si son necesarios, golpes de timón, se hacen.

Hay que olvidar los egos y no estar empecinado en tener razón. Si hay que cambiar, no pasa nada, se reconoce el error y se cambiar rápidamente. Seguramente el ego sea la fuente de fracaso de muchos productos digitales. Se resisten a cambiar por no quitarse la razón, y cuando deciden cambiar ya es tarde.

Desde la perspectiva del negocio, ¿dónde ponéis más esfuerzos: en captar nuevos usuarios o en conseguir que vuestro producto retenga lo mejor posible los usuarios que ya tenéis?

Los usuarios recurrentes son los que marcan la diferencia.

Captar nuevos usuarios, más o menos, se puede hacer a base de capital, con técnicas de growth hacking, o de manera orgánica si se tiene paciencia (ojo, la palabra inversor suele estar reñida con paciencia).

Retener a los usuarios es otra película bien distinta. Para ello se pueden utilizar, por ejemplo, técnicas de gamificación, pero si tu producto digital no da razones para que alguien vuelva de manera natural… mala cosa.

¿Cómo se pueden balancear de forma adecuada las peticiones de los clientes con el desarrollo de un producto “sano”?

Teniendo las cosas claras, que a veces es lo más complicado. Si tengo claro qué aporta el producto y qué no, se puede comprobar si las peticiones del cliente cuadran o no con esos planteamientos. Muchas veces los clientes, y los usuarios, desde la buena fe, se pueden cargar un producto.

Recuerdo que, en su momento, los usuarios demandaron que los sitios en MySpace fueran absolutamente personalizables gráficamente. Accedieron a ello por escuchar a los usuarios, y se lo acabaron de cargar.

Para los que estén leyendo esta entrevista, ¿por qué crees que deberían participar en los Product Hackers Awards si tienen algún producto digital?

Por muchas razones por muchos frentes. Por un lado, reconocimiento social y del trabajo bien hecho. Es uno de los mayores motivadores del ser humano. Ganar un premio es siempre algo que gusta y que recuerdas en muchas ocasiones.

Más allá del plano personal, ganar un premio implica notoriedad, posicionamiento en el mercado, tanto para el gran público, para los profesionales del ecosistema digital, como para los inversores, en el caso de que se desee crecer a través de inyección de capital.

Encima creo que hay premios económicos, es gratis, … Si se tiene un buen producto digital no veo razón para no presentarse.

Product Hackers Awards Candidaturas